Tipos de pastas italianas: diferentes clases y variedades
Gastro

Tipos de pastas italianas: diferentes clases y variedades

16/11/2022
9 minutes

¡Por fin es miércoles y estamos en pleno ecuador de la semana laboral! Vamos a celebrarlo con un artículo especial y delicioso: hablaremos de los diferentes tipos de pastas italianas de los que puedes disfrutar, y te chivaremos los restaurantes con los que trabajamos en las que puedes degustarlas.

Si te gustó nuestro post sobre la gastronomía italiana ¿A que apetece conocer un poco más sus pastas? Puedes probarlas todas en nuestros restaurantes italianos de Madrid y en nuestros restaurantes italianos de Barcelona.

Origen de las distintas clases de pasta

Para algunos estudiosos, las pastas italianas tendrían su origen en los etruscos, antiguo pueblo de la zona de Etruria. Esta civilización, al parecer, elaboraba pastas triturando cereales que, mezclados con aguas, cocían.

Los romanos también elaboraban pastas; de hecho, contaban con maquinaria específica para la lasaña. Las pastas resultaron un alimento muy útil en un imperio que contaba con vastas extensiones de cultivos para los cereales, y que, así transformadas, se podían manejar y transportar con facilidad.

Durante años se pensó que Marco Polo, tras su viaje a China, pudo traer pastas a Italia. Sin embargo, hay referencias de que ya existía como tal un siglo antes del periplo del comerciante veneciano.

Actualmente, la mayoría de las pastas se hacen a base de trigo de harina y ocasionalmente huevo.

Existen diferentes variedades como vamos a ver a continuación:

Pastas largas

➡️ Espaguetis

Son, seguramente, el tipo de pasta corta más famoso. Alargados y circulares, tienen una gran tradición en Italia. Sin embargo, la palabra que lo denomina es bastante reciente: “spago” (cordón en Italiano) se usó por primera vez en un poema de Antonio Vivani a mediados del siglo XIX.

Hasta el siglo XVIII se comían tan solo con aceite, queso y pimienta, pero pronto se popularizó su consumo con tomate. Sin embargo, hoy día hay otras muchas recetas sumamente populares: Destacamos los espaguetis alle vongole (con almejas); con albóndigas (típicos de Estados Unidos, con una gran comunidad de origen italiano); carbonara (sin nata en la receta original, por favor) y los espaguetis a la puttanesca, preparados con tomate, atún olivas negras, alcaparras y anchoas “al estilo de las prostitutas”. Su origen es incierto, pero la teoría más difundida es que las prostitutas napolitanas preparaban este rápido plato entre cliente y cliente. ¿Y sabes dónde los bordan? En Peccato di Gola (Barcelona); un restaurante italiano con pizzas increíbles y distintos tipos de pastas italianas que sorprenden.

➡️ Tagliatelle o tallarines

Muy similares a los espaguetis, pero aplanados y más anchos, y son típicos de Bolonia. El plato más típico que se elabora con ellos es el ragú a la boloñesa. Consiste en un guiso de varias carnes (cordero y cerdo, fundamentalmente) con panceta y varias especias, vino y salsa de tomate. Si quieres probarlo de chuparse los dedos, reserva en Minelli 1960 (Madrid) y devora su ragú de cordero. Además está muy cerca del teatro alternativo La Guindalera.

➡️ Fettuccine

También conocidos como cintas, son muy parecidas a los tagliatelle, solo que resultan algo más cortos. Los mejores fettucine son los que se preparan frescos, aunque abundan las versiones en seco de esta pasta.

En el caso de Mamá Chico Recoletos, debes probar el Fettuccini con crema de trufa, puerro crujiente y huevo escalfado, un total acierto.

➡️ Vermicelli

Son como los espaguetis, pero mucho más delgados, por lo que se suelen emplear para sopas, a modo de fideos largos. Sin embargo, podemos encontrarlos también, de manera habitual, en platos tailandeses.

Es el caso de la ensalada de vermicelli con camarones, sal y limón de Thai Barcelona - Royal Cuisine (Barcelona). Es uno de los tipos de pastas italianas que han adoptado otras culturas, tal es la popularidad de la cocina italiana en el mundo.

➡️ Ziti

Los ziti (plural en italiano de zito) son un tipo de pasta de forma cilíndrica, muy similar a los macarrones, aunque es más gruesa y alargada que éstos. Originaria de la región de Campania, al sur de Italia, es un tipo de pasta que se emplea habitualmente en los platos de esta región, siendo comúnmente utilizada en platos de carne, guisos horneados, y con salsas.

➡️ Capelli d'angelo

El capelli d’ángelo (cabello de ángel), también llamados capellini, es una pasta tradicional de la cocina italiana de forma similar a los populares spaghetti, pero de un grosor mucho más fino (inferior a 0,9 mm). Su origen no está claro, disputándoselo regiones como Génova, Napoles o la zona del Lazio. Debido a su extrema delgadez, se hierven como máximo 4 minutos y luego se aclaran con agua fría, para darles consistencia. Suelen usarse en platos sin condimentos líquidos, o acompañados de mantequilla fundida, salsas blancas o distintos tipos de queso.

➡️ Pappardelle

El pappardelle es un tipo de pasta italiana originaria de la Toscana, en la región centro-norte de Italia. Parecida a los fettucini pero más ancha, su nombre deriva de “pappare”, “engullir” en idioma italiano. Cocinada al dente, debido a su gran tamaño se utiliza sobre todo en platos grandes -como el tradicional Pappardelle ai Funghi Porcini- o en sopas como el Caldo de Pappardelle, que se elabora a base de garbanzos.

Pastas cortas

➡️ Macarrones

Esta pasta corta es una de las más famosas del mundo y también en España, donde la receta de macarrones con chorizo es, seguramente el mejor ejemplo de la cocina de fusión popular de la península.

A nosotros nos encantan los macarrones al ragú napolitano de Luna Rossa (Madrid), uno de nuestros italianos favoritos. Usan, para elaborar la salsa, distintos cortes de carne y salsa de tomate san Marzano. ¡Y pide el tiramisú de postre!

➡️ Farfalle

Las también conocidas como mariposa son un tipo de pasta con forma de lacito y bordes dentados, que recuerdan por su aspecto a los adorables lepidópteros de los que toman el nombre. Es también habitual que se hagan de colores, añadiendo verduras a la masa.

Si quieres celebrar el 14 de febrero de manera económica, en Trattoria Pinocchio - Sánchez Bustillo los farfalle forman parte de su menú de San Valentín por solo 20 euros.

➡️ Penne

Conocidos como plumas (penna es pluma en italiano) es un tipo de pasta bastante parecido al macarrón, pero con un corte inclinado y habitualmente estrías. Es muy recomendable para comer con salsas, ya que por su forma se impregna muy bien.

Para disfrutar de este plato, si andas por Madrid, dirige tus pasos a Montecarmelo y reserva en La Bella Anna, uno de los restaurantes italianos más conocidos de este joven barrio. No te pierdas los penne arrabiata, con aceite, ajo, guindilla y tomate: picantes, sencillos y estupendos. ¡Te van a encantar, en cualquier caso, todos sus diversos tipos de pastas italianas!

➡️ Fusilli

Los fusilli (conocidos en nuestro país como hélices) es un tipo de pasta corta muy apreciado en las ensaladas de pasta, pero también en las que incorporan salsa por su superficie. Por ello, ha sido el tipo de pasta elegido por Boo Restaurant & Beach Club (Barcelona) para hacer sus originales fusilli bucati con bogavante, vinagreta de cítricos y dados de papaya.

Los rotini son parecidos, pero algo más cortos.

➡️ Ñoquis

Los ñoquis (gnocchi) son una excepción dentro de los diferentes tipos de pastas italianas porque se hacen con patata, harina o pulpa de calabaza y queso. Es un plato que los italianos aprecian mucho (los ñoquis de la mamma son un lugar común de esta cocina). Suelen prepararse con salsa de tomate, o mantequilla y hojas de salvia.

También se preparan variantes de los ñoquis en Austria (schupfnudeln), Niza (Francia), Venezuela y otros países latinoamericanos.

➡️ Rigatoni

Los rigatoni o canutones (canuto, en singular), son una pasta italiana con forma de tubo y estrías en su superficie exterior, que ayudan a que las salsas y acompañamientos líquidos se adhieran mejor a su superficie. Aunque parecidos, se diferencian de los penne o los ziti en que al contrario que éstos no terminan en un corte en diagonal, y también por ser más grandes. Se trata de un tipo de pasta ideal para ensaladas y platos que empleen salsas de queso.

➡️ Cresti di gallo

La Cresti di gallo es una pasta cuyo origen se atribuye al sur de la isla de Sicilia. No obstante, el origen de su mito transcurre en Florencia, ya que cuenta la leyenda que la familia Medici fue salvada de unos asesinos al ser descubiertos éstos por unos gallos que comenzaron a cacarear, y como homenaje se creó esta singular pasta con forma de… ¡cresta de gallo! Hecha habitualmente de manera artesanal, es ideal para sopas o acompañada por salsas con verduras.

Pastas rellenas

➡️ Raviolis

Los raviolis (del italiano, “plegado”) son un tipo de pasta rellena muy popular en Italia, aunque también en otros países, como Uruguay. También en España se utilizan últimamente, debido a la versatilidad de su interior.

En Madrid hay un restaurante especializado en pasta rellena, que prepara estupendos raviolis: Pasta Mito - Mercado de Chamartín. Es uno de los restaurantes italianos más famosos de Madrid.

A nosotros nos gustan mucho los raviolis caseros rellenos de solomillo de ternera con tomate semiseco y mantequilla de trufa de SiamoQuà, un restaurante italiano muy auténtico, con más de cuatro años de buen hacer en Poblenou.

➡️ Tortellini

Dentro de los diferentes tipos de pastas italianas, los tortellini están entre las más famosas. Son como anillos pequeños, dentro de las cuales se colocan rellenos al gusto, y se sirven con salsas, cremas y sopas. Son especialidad de la región de Emilia-Romaña.

Los tortellini son deliciosos: descubre los tortellini dello chef Galú en Barcelona ¡Triunfa siempre!

Los tortelloni son como los tortellini, pero más grandes. Los preparan muy ricos, con ricota y espinacas con salsa carbonara, dentro del brunch diario de Real Café Bernabeu.

También son de la familia de los raviolis los agnolotti, solo que tienen el borde redondeado. Son originarios de la región de Piemonte. No deben confundirse con los pansotti, típicos de Liguria y más redondos.

➡️ Cappelletti

Los cappelletti son una pasta rellena muy popular en Italia, siendo difícil hoy día identificar su origen en una sola región. Se preparan plegando en dos triángulos unos pequeños cuadrados o círculos de pasta elaborada al huevo, y luego uniendo los extremos en torno al dedo de una mano. Se diferencian de los conocidos tortellini por su forma, y suelen tomarse cocidos en caldo de carne, normalmente pollo. En regiones como la Romaña son un plato típico navideño.

➡️ Manicotti

Los manicotti (plural de manicotto, literalmente “pequeña manga”) es un tipo de pasta rellena italiana bastante popular, formada por tubos -habitualmente estriados- muy grandes que se rellenan con queso ricota mezclado con espinacas y picadillo de ternera. Se sirven cubiertos con salsa bechamel, incluyendo queso y salsa de tomate. Al igual que los famosos canelones (cannelloni), la pasta puede elaborarse directamente en forma de tubo o enrollarse a partir de láminas.

Pasta en láminas

➡️ Lasaña

Este plato italiano hunde sus raíces en la Antigua Roma, aunque se considera que hasta el siglo XVII no se podría hablar de la lasaña, tal y como la conocemos actualmente. La lasaña admite una gran diversidad de recetas, aunque lo más habitual es preparla con boloñesa y generosas capas de bechamel.

A nosotros nos encanta la lasaña con ragú de carne, mozzarella y bechamel de Trattoria Malatesta (Madrid). ¡Es sublime!

Ya conoces los diferentes tipos de pastas italianas en todas sus clases y variedades, ¿te hemos abierto el apetito?.

Click to share
Copy the link