Un plato, un bowl y  avocados en una mesa.
Qué significa flexitariano en la práctica: comer saludable y variado.
Gastro

¿Qué significa ser flexitariano? Descubre si tú también lo eres

29/06/2023
9 minutos

La palabra «flexitariano» surge de la unión de «flexible» y «vegetariano». Define a personas, dietas o menús que son vegetarianos pero no al 100%, es decir que ocasionalmente incluyen carne o pescado. ¿Y cómo se lleva esta idea a la realidad? Aquí te contamos qué significa ser flexitariano en la práctica.

Qué es ser flexitariano: 3 claves para quedarte con la copla

Sopa asiática de verduras, fideos y carne.
Ser flexitariano significa elegir productos de temporada

Una persona flexitariana sigue una dieta vegetariana, pero con licencias. Es decir que, de vez en cuando, también le hinca el diente a algún filete, pescado o marisco. Su motivación puede ir del puro placer gastronómico, hasta la preocupación por el medio ambiente. Eso sí: lo que distingue a un flexitariano es que solo consume productos de origen animal de forma ocasional. Pero hay algo más:

La dieta flexitariana antepone la salud

 Muchos expertos en salud recomiendan introducir el consumo de carne como  en la pirámide de la dieta mediterránea: con moderación. Y esto es justo lo que propone la dieta flexitariana,no se trata de olvidar por completo la carne y el pescado sino de reducir su consumo.  

La dieta flexitariana piensa en el medioambiente

La comida que hay en nuestro plato tiene un impacto en el cambio climático: a menudo, el consumo excesivo de carne influye en la contaminación del medioambiente. 

El flexitarianismo lo sabe, y por eso promueve reducir el consumo de productos de origen animal en general y el de carne en particular.

La dieta flexitariana propone vivir sin estrés

Evitar los productos de origen animal en el día a día puede llegar a ser estresante. Sobre todo en ocasiones como:

  • Comer en restaurantes 
  • Compartir celebraciones (Navidades, cumpleaños, despedidas, graduaciones, casamientos, etc.)
  • Quedadas en casa con amigos. 

Y es que muchos de nuestros recuerdos gastronómicos giran en torno a productos como el jamón, las gambas o un filete con patatas. Son comidas que nos transmiten emociones que suelen ir más allá del sabor. 

El flexitarianismo acoge esta idea con relax. ¿Por qué tachar estos platos de nuestro menú por completo, si podemos bajar su frecuencia de consumo? Una dieta flexitariana ayuda a reducir el estrés y vivir nuestros encuentros sociales  manteniendo las costumbres.

En Valencia, la búsqueda de una dieta variada ya es tendencia ! Acá compartimos nuestra selección de  los 10 mejores restaurantes de comida sana para los que se encuentran en esta ciudad portuaria.

5 consejos para empezar una dieta flexitariana hoy mismo

Dos boles de avena con frutas.
Ser flexitariano significa desayunar colorido, sabroso y saludable.

La teoría está bien, pero vamos a lo que importa: ¿Cómo ser flexitariano a la hora de cocinar o salir a comer?

#1 Incluye productos de origen vegetal variados para comenzar en el flexitarianismo

Una persona flexitariana incluye alimentos vegetales  en todas sus comidas. Algunos consejos para que comer flexitariano te resulte divertido, sencillo y variado:

  • Frutas, verduras y hortalizas: Aprovecha la sugerente variedad que ofrece cada estación. ¡No olvides los tubérculos para incrementar la carga nutricional! Elegir vegetales de temporada y de cercanía ayuda a mantener la salud y favorece el comercio local. 

 

  • Legumbres: Disfruta de infinidad de platos gracias a la creatividad que muestran las cartas de los restaurantes flexitarianos. Hummus de distintos sabores, ensalada de lentejas, hamburguesas de azukis… ¿El límite? ¡Tus ganas de probar novedades!

 

  • Semillas y frutos secos: Bagels salpicados de semillas de amapola, smoothie bowls coronados con almendras laminadas, bollos rellenos de pasas o chía puddings de lo más sabrosos. Existen mil y una maneras de incluir las semillas y los frutos secos en una dieta flexitariana. 

#2 Leche, huevos y miel forman parte de la dieta flexitariana

 Un plato de muesli acompañado de una taza de leche.
Ser flexitariano significa incluir en la dieta leche, huevos y miel, igual que los vegetarianos.

Estos ingredientes forman parte del día a día de la dieta flexitariana. Sí, son de origen animal, pero para un flexitariano esto no es un problema. Incluso pueden sustituirse de forma sencilla por otros ingredientes en caso de intolerancia, alergia o meras ganas. ¿Vamos a por unos ejemplos?

  • Batidos y helados: si bien tradicionalmente se elaboran con leche animal, en la actualidad existen muchos restaurantes y cafeterías que ofrecen la posibilidad de pedirlos con bebidas vegetales. Las más comunes son las de avena, almendra o soja.

 

  • Tortitas y bizcochos: la mayoría se preparan con huevo y leche, aunque también es posible elaborarlas sin estos ingredientes. Basta con sustituir la leche por bebida vegetal y el huevo por semillas de lino o chía remojadas.

 

  • Mayonesa y salsas: el huevo suele ser el ingrediente fundamental de estas preparaciones pero, en caso de que quieras evitarlo, basta con mezclar bebida vegetal con aceite y una pizca de limón para obtener una veganesa de película. 

#3 Carne y pescado en la dieta flexitariana, solo de forma ocasional

El consumo ocasional de carne y pescado es la característica principal de la dieta flexitariana. Como ya hemos visto, no se trata de excluirlos por completo sino de reducir su consumo hasta convertirlo en anecdótico. En el punto número cinco te damos algunas claves para comenzar tu transición hacia una dieta flexitariana

#4 Bollería industrial y ultraprocesados con moderación en la dieta flexitariana

Una de las motivaciones centrales del flexitarianismo es mejorar la salud. La estrategia está clara: aumentar el consumo de vegetales y reducir el de carne y pescado. En ocasiones, la bollería industrial y los ultraprocesados ocupan el lugar que debería pertenecer a las frutas, los vegetales y los cereales integrales. Por eso, reducir dulces industriales puede ayudar a aumentar el consumo de alimentos mucho más saludables.

#5 La clave para empezar una dieta flexitariana: la transición

Lo más importante al empezar en el flexitarianismo es ir paso a paso. e  introducir cambios de a poco . El blog Flexitariano resume la transición en estos 5 puntos:

 

  • Disminuir la carne en la dieta poco a poco: empezamos por sustituir la del desayuno, seguimos por la de la cena y finalmente ¡a por la de la comida! Para facilitar la transición, es de gran ayuda sustituir la carne por productos de origen vegetal con textura y sabor similar, como el seitán o el tofu.

 

  • La carne y el pescado, mejor ecológicos: Al reducir la cantidad, podemos optar por productos más sanos, sabrosos y ecológicos sin gastar más.

 

  • Detectar qué platos de consumo habitual son vegetarianos: Así, solo se tratará de aumentar su frecuencia de consumo sin introducir más cambios en la dieta.

 

  • Disminuir el protagonismo de carne y pescado en tus platos: Cambiar el papel protagonista de la carne y el pescado, dándole un papel secundario: En vez de acompañar un filete con arroz y verduras, puedes preparar un wok de verduras y arroz salpicado con algunas tiras de carne.

 

  • Carne y pescado, fuera de casa: Aprovechar los días que se come fuera de casa para comer carne o pescado es un truco para que el camino hacia la dieta flexitariana sea más suave y sencillo.

Qué come una persona flexitariana en el día a día

Boles con verduras y arroz integral.
Ser flexitariano significa almorzar verduras de cercanía.

Pero vayamos a lo más importante: las rutinas diarias. Tanto si comes en casa como si vas a un restaurante, la propuesta de la dieta flexitariana es clara: más verduras, menos carne y pescado ¡y muchísimo disfrute!

15 ideas para elaborar un menú flexitariano en casa

 Seis tostadas integrales con variedad de toppings.
Ser flexitariano significa elegir desayunos con variedad de frutas y verduras.
  • 3 variables para el desayuno:
    • Bebida vegetal + copos de avena + plátano + nueces + canela + miel.
    • Tostadas + aceite de oliva + aguacate + gotitas de limón + huevos revueltos + sal.
    • Chía pudding + fresas + sirope de arce.
  • 3 opciones para la media mañana:
    • Yogurt + fresas.
    • Manzana + nueces.
    • Tostada + aceite + tomate.
  • 3 sugerencias de almuerzos:
    • Wok de verduras + arroz + pollo + hummus.
    • Pasta + queso crema de anacardos + setas.
    • Ensalada de lentejas + pepino + tomate + crema de nueces + especias.
  • 3 recomendaciones para la merienda:
    • Macedonia de fruta de temporada + frutos secos.
    • Batido de bebida vegetal + cacao puro + plátano.
    • Tostada + aceite de oliva + tomate + mozzarella.
  • 3 alternativas para la cena:
    • Tortilla de espárragos + ensalada.
    • Verduras salteadas + tofu al curry.
    • Lasaña de verduras.

Trucos para comer flexitariano en un restaurante

 Vista cenital de una mesa llena de comida.
Ser flexitariano significa ser flexible también al comer fuera de casa .

Elijas un restaurante vegetariano o tradicional, seguir una dieta flexitariana fuera de casa es más fácil de lo que parece. Aquí te dejamos algunas recomendaciones: 

  • Restaurantes vegetarianos y veganos:

Esta es la opción más sencilla. Si vas a comer en un restaurante vegetariano, vegano o healthy, tendrás toda la carta a tu disposición. Aún así, puedes seguir algunas indicaciones para sacarle brillo a la filosofía flexitariana:

  1. Elige platos elaborados con vegetales de temporada.
  2. Decántate por cereales integrales como arroz integral, pasta integral de espelta, crepes de trigo sarraceno…
  3. Acompaña tu plato principal con una ensalada variada. Es una buena forma de asegurarte una buena cantidad de vitaminas y minerales.
  • Restaurantes tradicionales:

Además de seguir las ideas flexitarianas al comer en restaurantes vegetarianos o veganos, te pueden ser de utilidad algunas sugerencias más:

  1. Elige carnes ecológicas.
  2. Pregunta por pescados de temporada.
  3. Opta por guarniciones de verduras o ensalada.

De Alicante a Sevilla, pasando por Madrid y Granada nuestras listas de restaurantes de platos variados y frescos te acompañan en tu búsqueda de salida gastronómica  !

3 diferencias básicas entre la dieta flexitariana, el vegetarianismo y el veganismo

Rollitos de papel de arroz rellenos de verdura.
Ser flexitariano significa alternar platos vegetarianos y veganos, incluyendo carne y pescado de forma ocasional.

A menudo se define a los flexitarianos como «casi vegetarianos». También se tiende a pensar que, en el fondo, todos somos flexitarianos. O que el flexitarianismo solo añade algunos matices al veganismo. Sin embargo, se trata de posturas ante la vida bastante distintas. Exploremos las diferencias:

Diferencias entre el flexitarianismo y la dieta flexitariana

El vegetarianismo es una filosofía ancestral basada en la no-violencia, que ya se practicaba en el siglo VIII a.C. en la India.

Para los vegetarianos, la dieta es una consecuencia de su forma de vida. En general, basan su dieta en vegetales y pueden comer leche, huevos y miel. De carne y pescado, ni hablar.

Sin embargo, el flexitarianismo surge en el siglo XX para promover una alimentación más sana, natural y sostenible. Los flexitarianos a menudo abrazan algunas ideas del vegetarianismo, pero su motivación principal es la salud y el medioambiente. Por eso, siguen una dieta de base vegetariana, consumiendo carne y pescado solo de forma ocasional. 

Qué tienen en común los veganos y los flexitarianos

El veganismo es una ideología o estilo de vida que rechaza el uso de productos de origen animal. Tanto en el ocio (zoológicos, circos…), como en la moda (cuero, lana…) y en la cocina. Es decir, una persona vegana tampoco comería huevos, leche ni miel. Ni siquiera alimentos procesados con estos ingredientes.

Aunque la historia de este movimiento se mezcla con la del vegetarianismo, el término «veganismo» es moderno. Y es que no fue acuñado hasta 1944 por Donald Watson, fundador de la Vegan Society, para diferenciarlo del vegetarianismo.

Así, esta filosofía es quizás la más alejada del flexitarianismo, que sí incluye en su dieta productos de origen animal y nace por la motivación de comer de forma más saludable y sostenible, sin poner en el centro de la cuestión el derecho de los animales.

El flexitarianismo es una forma fácil de llevar una alimentación más sana y sostenible. 

¡preguntas para aclarar el punto!

Las personas flexitarianas siguen una dieta vegetariana, pero tienen flexibilidad para incluir en sus comidas carne o pescado de forma ocasional.

Para empezar una dieta flexitariana se recomienda reducir el consumo de carne y pescado. Es más fácil si se comienza eliminando estos ingredientes del desayuno y luego en la cena o  el almuerzo.

Una persona pescetariana sigue una dieta vegetariana, pero incluye como  fuente de proteína animal el pescado y el marisco. Es decir que no come carne, pero sí pescado

Click to share
Copy the link