Dulces típicos de Semana Santa

Los sabores más dulces de Semana Santa: clásicos para pecar

7 minutes

Seguramente los dulces típicos de Semana Santa convierten esta época en uno de los momentos más esperados del año. Como no podía ser de otra manera, en estas fechas las pastelerías (y restaurantes) de todo el país se llenan de recetas que endulzan el paladar y nos hacen confesar una vez más nuestra devoción a la buena cocina. Si estás esperando esta ocasión para disfrutar de las recetas más tradicionales, te hacemos un repaso para que no pierdas bocado.

Los dulces típicos de Semana Santa y Pascua más irresistibles

Los amantes de la gastronomía estacional están de enhorabuena: ¡ya están aquí los dulces de Semana Santa y los postres de Pascua! Independientemente de las creencias religiosas de cada uno, para los que tienen prohibido el azúcar, esta época del año sigue representando mucho sacrificio. Y es que con tanta variedad de estas exquisitas recetas, se hace muy complicado no caer en la tentación de los dulces tradicionales

Te animamos a deleitarte en la riqueza repostera de esta época del año. Aunque podemos disfrutar de prácticamente todos los postres de Pascua y Semana Santa en cualquier punto de España, estos son los más típicos según los distintos puntos de nuestra geografía:

Dulces de Semana Santa Andaluces

La riqueza repostera sureña es una de las más ricas de nuestro país. Los deliciosos dulces de Semana Santa andaluces son uno de los reclamos más para visitar la región en estas fechas.

Pestiños

Los pestiños andaluces son un clásico de la Semana Santa en Andalucía. Con orígenes moriscos, esta delicia se sigue consumiendo no sólo en Pascua, sino también en otras festividades como Carnaval o Navidades. Para elaborar la receta tradicional, se prepara una masa que incorpora naranja, canela y ajonjolí. Después se fríen en aceite abundante y se sirven espolvoreados de azúcar.

Las natillas con pestiños de pueblo es uno de los dulces más típicos y reclamados en el Parador de Jarandilla de la Vera (Cáceres)

Natillas con pestiños de pueblo. En el Parador de Jarandilla de la Vera (Cáceres) se elaboran unas deliciosas natillas con pestiños de pueblo, en Semana Santa y durante todo el año. Un auténtico manjar para los paladares más golosos.

Gañotes de Ubrique

Muy comunes en la provincia de Cádiz, los gañotes de Ubrique son todo un manjar extra dulce de Semana Santa. Elaborados con huevos, ralladura de limón o naranja (según el pueblo en que nos encontremos), canela molida, ajonjolí, azúcar y harina, este postre en forma de espiral se puede degustar solo o bañado en miel.

Borrachuelos

Muy famosos en Málaga, los borrachuelos son típicos tanto en Semana Santa como en Navidades. Son pequeñas empanadillas que se fríen y se rebozan en azúcar. Normalmente, están rellenas de cabello de ángel o dulce de cidra. Al igual que los pestiños, también pueden servirse bañados en miel.

Dulces de Semana Santa en Madrid

La 'pasión' en Madrid se vive con mucha tradición gastronómica, allá donde vayas. Además de los conocidos platos salados, como el potaje de garbanzos con espinacas y bacalao, las distintas localidades madrileñas también celebran una dulce tradición en Semana Santa.

Torrijas

Como muchos otros, la torrija es un dulce típico de Semana Santa que está presente en distintas regiones españolas. Sin embargo, algunos establecimientos madrileños se hicieron conocer por su especialidad en torrijas, lo que ayudó a popularizar este postre de Cuaresma. La versión más tradicional se elabora con pan, preferiblemente de dos o tres días, empapado en canela y posteriormente pasado por huevo batido. Una vez frito, se espolvorea con azúcar. Algunas versiones también incluyen limón o anís y las acompañan de helado o chocolate.

Torrijas con helado es una combinación de lo más irresistible para probar durante Semana Santa.

Los "Dados de Torrija Artesana con pincelada de café con leche y su crema helada" del Restaurante Urrechu (Pozuelo de Alarcón) hacen justicia al tradicional postre de Semana Santa, añadiendo otros sabores refrescantes y, al mismo tiempo, intensos.

Bartolillos

Los 'bartolillos madrileños', que tienen la forma del popular mantón de manilla, son empanadillas dulces que se rellenan de crema pastelera y se fríen. Se suelen tomar calientes, pero fríos también están deliciosos.

Buñuelos de viento

El buñuelo de viento es de origen árabe y se hizo muy famoso en Madrid, compitiendo en popularidad con los churros. Elaborados con harina, mantequilla, huevo, ralladura de limón y espolvoreado en azúcar, los buñuelos de viento pueden ser encontrados en las más distintas comunidades autónomas. Sencillo de preparar y económico, es ideal para una merienda de Cuaresma.

Las flores extremeñas, uno de los postres típicos de Semana Santa de la región de Extremadura

Dulces extremeños de Semana Santa

No solo de sopa de ajo vive la gastronomía extremeña. En Semana Santa, la región de Extremadura también nos brinda unos sabores dulces muy especiales.

Flores extremeñas

Este postre es perfecto para endulzar la Semana Santa. Las 'flores fritas' también cuentan con versiones típicas en otras regiones como Galicia o Castilla La Mancha y representan el auténtico sabor de la repostería tradicional. Aromatizadas con anís y limón, también son ideales para "vestir" la mesa primaveral.

Las torrijas son por excelencia los dulces más típicos que se pueden probar en Semana Santa.

Además de este apetecible postre de sugerencia del chef, en el Restaurant Casa Amàlia (Barcelona), los comensales también pueden encontrar el auténtico sabor dulce de la Semana Santa, en su “torrija de briox d’Éric y Benjamin bañada en chocolate blanco con helado de cardamomo”.

Dulces típicos de Semana Santa en León

La gastronomía de Castilla y León es muy variada y, como otras regiones españolas, también incluye elaboraciones especiales con tinte dulce para Semana Santa.

Leche frita

Nos encontramos en el mejor momento del año para disfrutar de la leche frita. Esta receta de Pascua es ideal para endulzar el paladar a cualquier hora del día. La receta tradicional se elabora con leche, canela, maicena, azúcar y vainilla que, tras enfriarse, se fríe y se sirve espolvoreada con azúcar y canela.

Dulces típicos de Semana Santa en Canarias

Además de disfrutar del buen tiempo, a Canarias también se va a saborear sus delicias culinarias (inclusives las más dulces propias de Semana Santa).

Frangollo

Este postre muy típico de la gastronomía canaria es muy común en Semana Santa. Los ingredientes de esta receta tradicional son básicos: leche, azúcar, huevos, harina de millo o maíz, mantequilla, almendras y pasas. Básicamente, se espesa la masa y se sirve con un poco de miel de la palma. ¡Sencillo y exquisito!

Dulces típicos de Semana Santa en Castilla La Mancha

Los dulces manchegos de Semana Santa añaden más variedad a los postres tradicionales que se elaboran durante los "días sagrados".

Torcíos o canutos

Con ingredientes similares a las tradicionales rosquillas fritas (aceite, aguardiente, vino, ralladura de limón o naranja, harina y azúcar), los canutos se diferencian de las primeras por su forma de freír, enrollada alrededor de un canuto. Le caracteriza su masa fina y crujiente, que asegura un bocado delicioso.

Dulces típicos de Semana Santa en Valencia

En Semana Santa, la gastronomía valenciana se diversifica con una amplia variedad de recetas dulces para todos los gustos.

Mona de Pascua

Como su propio nombre lo indica, es uno de los postres más típicos para el Lunes de Pascua. La mona de Pascua se trata de una especie de 'pan dulce' que puede adoptar muchas formas, según la creatividad de los pasteleros. Su decoración más tradicional incluye huevos cocidos pintados con colorante alimentario o huevos de chocolate. Sin duda, un postre que hace las delicias de pequeños y mayores.

Torrija de Mona de Pascua, del Hotel Restaurantes Alahuar (Alicante)

La "torrija de Mona de Pascua con Helado de Nutella" es una relectura de dos de los tradicionales postres de Semana Santa, elaborada con esmero en el Hotel Restaurante Alahuar (Alicante).

Arnadí

El arnadí es una joya en forma de dulce es un postre de la época de los árabes que tiene la calabaza como ingrediente principal. También conocido como "Carabassa Santa", normalmente se decora con almendras y piñones, en forma de la típica corona de espinas de Semana Santa.

Dulces típicos de Semana Santa en Asturias

La gastronomía asturiana también reserva un hueco para los más 'llambiones' (golosos) en Semana Santa. Las recetas dulces se convierten en una tradición "sagrada" en el recetario del Principado.

Bollo de Pascua

Típico de Avilés, una de las principales ciudades asturianas, el bollo de Pascua es un bizcocho mantecado que se elabora con harina, huevos, mantequilla, zumo de limón y azúcar. Normalmente, tiene forma de estrella de cuatro puntas y puede estar dispuesto en varios pisos. Además de su rico sabor, este postre se convierte en el regalo perfecto de los padrinos y madrinas a sus ahijados el domingo de Pascua por su decoración llamativa.

Torrijas caseras con helado y yogur: postre típico de Semana Santa con una dosis extra de sabor dulce y fresquito.

La “torrija casera con helado de yogur” de la Taverna del Clinic (Barcelona) es una de las alternativas para disfrutar de los sabores tradicionales de Semana Santa durante todo el año.

Tanto en recetas tradicionales como en actualizaciones gastronómicas inspiradas en los dulces más típicos , puedes aprovechar la Semana Santa para disfrutar los distintos manjares cuaresmales (dulces o salados) de nuestro país.

Click to share
Copy the link