Ría de San Vicente de la Barqueira, en la costa oeste de Cantabria
Los platos típicos de Cantabria están muy vinculados con su geografía.
Gastro

Los 5 platos típicos que tienes que probar en Cantabria

29/06/2023
6 minutos

Si andas de paseo o estás planeando una escapada por la zona de Cantabria, hay algunas comidas típicas que no puedes dejar de probar. En este artículo, seleccionamos algunos platos cantábricos para que sepas exactamente qué pedir cuando te encuentres en este maravilloso lugar.

¿Cómo es la gastronomía de Cantabria?

La Comunidad Autónoma de Cantabria es una región pequeña, pero no por ello menos interesante a nivel culinario. Y es que, al igual que sucede en Cataluña o en Andalucía, su gastronomía se encuentra fuertemente influenciada por su geografía. Por ello, la mayoría de los platos típicos que podrás probar de visita por Santander tendrán pescados y mariscos de lo más exquisitos. 

El mar cantábrico, que bordea la región por su lado norte, es el hábitat natural de cientos de especies, así como también lo son las cuencas altas de sus ríos, de donde se obtienen truchas y salmones. Las aguas limpias y frías de la zona garantizan una excelente variedad y calidad gastronómica, en la que también destacan los calamares y las sardinas. 

Sin embargo, el bacalao no es lo único que se corta por estas tierras: también hay lugar para ingredientes frescos de la huerta en los Valles Pasiegos, además de la carne vacuna y los lácteos que produce la autóctona vaca tudanca.

barcos amarrados en la costa de Castro Urdiales, en Cantabria.
Los platos típicos de Cantabria tienen una gran variedad de pescados y moluscos, por la gran cantidad de pueblos pescadores que hay por la zona.

¿Cuáles son los platos típicos de Cantabria?

Si hay algo que distingue la gastronomía cántabra es la contundencia de sus platos, que tienen un gran aporte calórico y proteínico pensado especialmente para combatir los duros inviernos de la región. 

Otro detalle no menor es la frescura de las materias primas que se utilizan para elaborar estos platos típicos: la selección de buenos ingredientes de proximidad. ¡Nada de productos congelados o de origen dudoso!

Ahora sí, sin más: te dejamos una lista con los platos típicos de Cantabria que no puedes dejar de probar. 

Rabas

Lo que en el resto de España son calamares fritos o a la romana, en Cantabria se las conoce como “rabas”. Sin embargo, los calamares no son el único molusco posible para preparar este plato típico cántabro, sino que también se admiten otros como la pota, el mangano, el peludín. 

Su preparación es bastante simple, ya que consiste en una fritura con pocos ingredientes: moluscos cortados en tiras, una mezcla de harina, agua y aceite para rebozar y aceite de oliva virgen extra para freír. Un secreto para que las rabas queden bien tiernas por dentro y crujientes por fuera, es remojar los moluscos unas dos o tres horas en leche. Luego, las fríes en aceite bien caliente y utilizas papel secante para retirar el exceso de aceite.

Si te gusta un toque de acidez en tu comida, puedes añadir unas gotas de jugo de limón cuando sirvas tus rabas... ¡Y a comer!

plato de calamares fritos
Las rabas son un delicioso plato típico de la cocina cantábrica,

Sorropotún

La temporada de pesca del bonito es durante el verano, y por eso no deberá sorprendernos que este típico guiso cántabro se deguste en los meses más calurosos del año. Claro que, en Cantabria, estamos hablando de una temperatura media de 19 °C que nos permitirá disfrutar de esta delicia sin problemas.

El sorropotún es una receta típica de los pescadores de la zona, que suele servirse durante las fiestas de los distintos pueblos cantábricos como Castro Urdiales, Laredo o San Vicente. En sus orígenes, el sorropotún se preparaba a bordo de los barcos pesqueros con el bonito recién pescado. Entre sus ingredientes, se cuentan la patata, la cebolla y el pimiento, aunque algunas recetas también pueden incluir tomate, perejil y pan de hogaza. 

Anchoas 

Otro de los platos típicos que se originaron en la región de Cantabria y dieron la vuelta al mundo son las anchoas. Y no podía ser de otra forma, considerando el cultivo que se realiza en la villa pesquera de Santoña: un verdadero trabajo artesanal. 

¿Y por qué decimos “artesanal”? Pues bien, porque todos estos pequeños pescaditos son capturados generalmente mediante la pesca de cerco, una técnica tradicional y selectiva que garantiza el mínimo sufrimiento del pez (que luego influirá en su calidad). Luego, son conservadas durante seis meses a un año en barricas con sal para intensificar sus sabores. Y por último, son comercializadas en aceite de oliva. 

Puedes comer las anchoas sin más, en una bruschetta o acompañadas con pimientos. ¡Como más te guste!

anchoas en aceite de oliva, olivas y pan.
Una delicia cántabra que puedes comer sola o acompañada.

Cocidos

Podríamos decir que hay tantos cocidos como regiones en España, y en este caso Cantabria nos ofrece dos cocidos tradicionales de sus tierras: el cocido montañés del Valle de Cabuérniga y el cocido lebaniego de la zona de Liébana.

Todos los cocidos de nuestro país comparten un proceso en común: tanto las carnes, como el tocino, las legumbres y las hortalizas se cuecen en una misma olla durante un largo rato. Sin embargo, tienen sus diferencias en los ingredientes utilizados..

En el caso del cocido montañes, sus ingredientes incluyen alubias blancas, berza y un compango de chorizo, morcilla, costilla adobada y tocino. Por su parte, el cocido lebaniego está hecho con garbanzos de Potes, patatas y un compango de cecina, chorizo, tocino y hueso de rodilla. 

Los cocidos son platos especialmente pensados para combatir las frías temperaturas, y mantener el corazón contento. Además, se pueden preparar con ingredientes que están presentes en hogares populares, por lo que suele ser un alimento fácil de encontrar en los pueblos.

cocido con garbanzos, carne y chorizo en cazuela de barro
El cocido es un plato nacional con sus variaciones típicas regionales

Sobaos pasiegos

Pasamos a la mesa de los dulces y nos encontramos con unos bizcochos tan esponjosos que dan ganas de comerse unos cuantos: los sobaos pasiegos. Este postre tradicional encuentra sus orígenes en una economía de base rural, que nada desaprovechaba. 
 

Antiguamente, se solían preparar con masa de pan, azúcar blanco, mantequilla, huevos y cáscara de limón y anís o ron. Con el tiempo, comenzó a reemplazarse el pan por harina de trigo y llegó hasta la receta que conocemos hoy en día y que sólo se prepara en los Valles Pasiegos. 

Si quieres probar esta exquisitez, te interesará saber que los sobaos pasiegos son 100 % sumergibles en leche… ¡Anímate a probarlos!

La gastronomía típica cantábrica esconde una larga historia de tradiciones, y tantos secretos que sería imposible revelarlos todos en este solo artículo. Por ello, te invitamos a que conozcas estos restaurantes típicos de Cantabria, ¡para que puedas descubrirlos por ti mismo!

 

Preguntas frecuentes

La cocina típica cántabra es un tipo de cocina regional de la zona de Cantabria, en el norte de España

La cocina cántabra se vale de ingredientes como pescados y moluscos frescos, carne vacuna y lácteos, y productos de la huerta.

Algunos de los platos típicos cántabros son las rabas, las anchoas, el cocido montañés, el cocido lebaniego, el sorropotún y los sobaos pasiegos.

Click to share
Copy the link